Según su situación laboral, la ley federal establece que es ilegal discriminar a un solicitante de empleo o a un empleado por razón de su raza, color de piel, religión, género (incluyendo embarazo), identidad de género, orientación sexual, nacionalidad, edad (personas de 40 años o más), discapacidad, información genética, ciudadanía o situación migratoria, o por el hecho de ser miembro de los servicios uniformados o veterano de guerra. También es ilegal que los contratistas y subcontratistas Federales discriminen a aquellos que pregunten, discutan o revelen información sobre su salario o el salario de otros, sujeto a ciertas limitaciones.

Cuéntenos sobre su inquietud, para que pueda conocer sus derechos y averiguar a quién puede contactar si necesita más información.

Consultas frecuentes